Follow the Leader

lunes, febrero 15

Vi veri veniversum vivus vici

Verdades absolutas. Verdades triviales.

Son díficiles de aceptar. Más cuando pasamos mucho tiempo creyendo "nuestra" verdad, que resultó ser una mentira, una tapadera, un velo.

Nos cuesta muchísimo aceptarlas cuando nos lastiman. Hasta quizás... intentamos rechazarla, pensar que es otra mentira encubierta o algo parecido.

Pero, yendo al otro extremo, a veces vivimos atrapados en una mentira producto de nuestras mentes retorcidas, nos perseguimos pensando y dandonos la cabeza contra la pared en que las cosas son de una manera. Muchas veces agradezco equivocarme cuando es así.

Y fuera de nuestras mentes, englobandonos, la verdad es un arma poderosisima. Los "dueños" de esta, pueden tergiversar tu mundo, el mío y el de todos con solo hacerte creer que las verdades absolutas son otras.

Nunca mejor dicho... "Por el poder de la verdad, yo, estando vivo, he conquistado el universo". Dedicado a vos, a ella, a él, a mi.

Ya se vendrá alguna entrada más relajada, solo estoy aprovechando para exprimirme las reflexiones y tenerlas escritas en el blog, sé que no es fácil leerse mis encrucijadas.

10 comentarios:

Luchita para vos dijo...

Uf, si me han dolido verdades, abrir los ojos de repente y ver cosas que no quería, que no pensaba que podrían pasar, pero bueno, es la vida, mejor dicho parte de ella. Es lo que hay. Además siempre pienso que la verdad duele, pero la mentira (o lo que te ocultan) vale el doble o hasta a veces más.
Escribís lindo.
Beso che

Mar dijo...

No será fácil, pero es interesante (:
En cuanto a la verdad.. qué tema! Muchos dicen que prefieren saber la verdad y afrontar lo que venga. Yo siempre lo dije, aunque no se si es lo que pienso. Muchas veces no es lo más sano. Aunque sí, voto por la verdad.
Besote

sophie mr dijo...

- Pero, ahora digo yo, ¿por qué a mi me tocan las locas? Y encima de todo, geminianas. -

Coincido con vos, las geminianas estamos MUY locas.
Te compadezco.
Saludos

Young Desire dijo...

A veces una mentirita marca cañón a uno mismo hace bien, levanta el ánimo, o el autoestima, siempre y cuando uno tenga presente que es mentira. Lo que no está bueno es mentirse indiscriminadamente, y siendo consciente de ello. Ya se pasa a ser un imbécil. O tal vez no, sino todo lo contrario. Digamos que uno se "auto-miente" para ser "feliz", y que aquel que no busca la felicidad es un imbécil, entonces al no dejar de buscar la felicidad, uno no sería imbécil. Basta, lógica no. A la larga siempre se acaba la mentira. Lo mejor no es tener lo que te conforma y pretender que las cosas son como uno quiere, sino ser simple, no pretender tanto, y reírse sinceramente de aquello que molesta. Supongo que es más fácil, ¿no? Te sigo =)

MIA dijo...

nadie es dueño de la verdad porque no existe una verdad absoluta.
Es un concepto subjetivo, abstracto.
Si existiese una verdad absoluta no la sabriamos distinguir...
Asi y todo nos seguiriamos dando la cabeza contra la pared....porque esa es nuestra costumbre y a la larga nos hace ser lo que somos.....!

besitos!

Julián dijo...

Luchita: La verdad duele mucho más cuando la mentira hizo lo imposible por no ser alcanzada. Me alegro que te guste como escribo =) seguí pasando!

Mar: Muchas gracias =) Es que es verdad... es como los remedios. Mientras peor sabor, más efectivos son.

Sophie: Te quedaste con llaga del post anterior? =P si, son locas las geminianas. Intento evitarlas por ahora.

Young: Es verdad. A veces hay mentiras que nos hacen sentir bien momentaneamente. Pero... si sabés que eso es mentira, te sigue haciendo efecto? Medio masoquista ese pensamiento, aunque interesante. Espero seguir leyendote =)

Mia: Bien por relacionar conceptos.

Iris dijo...

La verdad la tenés vos, la verdad la tengo yo... así como dijo una chica más arriba, la verdad absoluta es un concepto subjetivo. Hay gente influenciable, que cuando el otro le hace ver 'su verdad' como una absoluta, se la termina creyendo. Yo por mi parte me doy mucho la cabeza contra la pared, ¡pero si así no fuera no aprendería! Cuando me preguntan si prefiero la verdad que me haga mal a la mentira que me haga bien (aunque a la larga o a la corta me hace mal igual), yo respondo que la verdad, porque todas las mentiras duelen... pero a veces pienso que sería más fácil vivir en una mentira y no darse cuenta de nada y ser 'feliz' en esa mentira (por eso lo que escribí :P).
Y la carne sí me gusta, jajaja, pero mi mejor amiga es vegetariana, y a veces me hace pensar en lo que pasa por los animales... pero bueno.
Un beso, y seguí con tus reflexiones y encrucijadas que me gustan :)

Juana dijo...

La verdad duele más cuando el orgullo lo tenés por la cabeza y te diste cuenta de que estás equivocado...
No sé si es tal el dolor de ·la verdad· sino del mismo orgullo.
Muy lindo el blog. Saludos!

Adriano dijo...

Vivir en la mentira es más cómodo. No hacer frente a la realidad escudándose en que la verdad puede lastimar es simple cobardía. Disfrazar una mentira poniéndole color es escaparse, la "mentira blanca" al fin y al cabo es una mentira y dolerá igual que la verdad más cruda.
Muy bueno el blog

eltauromquico dijo...

La verdad siempre será una verdad hasta cuando sea una mentira...