Follow the Leader

miércoles, febrero 3

Ese ambiente tan lindo.

Anoche me puse a reflexionar sobre los ambientes que se forman en los hogares. Y como contagian!

El primer ejemplo que me vino, es el de una amiga. La primera vez que fui a su casa, con tono tímido me dijo que la disculpe por el desorden. Yo le rechacé la disculpa, diciendole que a mi no me importa eso, que no se preocupe, y le sonreí. Nos sentamos en la mesa y nos pusimos a charlar, y a veces venía el nene de ella a decirnos algo, o nos lo decía desde la PC.

Y no sé, a pesar de que ella al principio decia "mi casa es chiquita, un poco desordenada, estamos haciendo las obras" y etcétera (las cosas que todos decimos y con el mismo tono de humildad), yo me siento cómodo en su casa. Quizas es el ambiente. La unión que hay, la felicidad que se contagia en esa familia, es algo muy bueno. Se forma un ambiente que te termina gustando.

Otro ejemplo que ahora se me ocurre es la casa que era de mis abuelos maternos. Era un chalet, chiquitito. Pero siempre los recuerdos de divertirme con mi abuelo, estar con mi abuela me invadían al ir ahí. Había un olorcito único que me gustaba, ¿quizás la madera? No lo sé. Pero nunca voy a olvidar la alegría instantánea que sentía al apenas entrar. Lamentablemente, ese ambiente no se recuperará jamás.

Quizás esa se la diferencia entre casa y hogar. La casa (o departamento) es el edificio. El hogar lo forma uno mismo.

Un ejemplo que sirva para hacer la contra a lo de arriba, era el departamento donde vivía una amiga con su (ahora ex) pareja. Era un ambiente tenso, incómodo. Se podía cortar la tensión con un cuchillo, y me contagiaba su frialdad. Obviamente que como dije arriba, los hogares lo forman las personas, y estas dos personas estaban llegando al punto sin retorno de la relación por lo que estando ambos juntos en el lugar (y seguro que estando solos también), el ambiente era taciturno.

Definitvamente, es el ambiente lo que me importa.

13 comentarios:

Mar dijo...

Comparto tu opinión. Hay varios lugares en los que realmente envidio el ambiente. En mi casa, es muy variable. Somos muchos, y totalmente distintos. Siempre hay gente de afuera, amigos, amigos de amigos. Depende el día, o cortamos (como decís) la tensión con un cuchillo, o hasta se puede decir que estamos en armonía. Igual, me gustan esos cambios..
Un beso (:

Julián dijo...

Una casa grande ha de ser.

En mi casa también es un ambiente variable... aunque la prefiero cuando estoy solo. ¿Será que sobre nuestras casas tenemos el poder de cambiar el ambiente a nuestro antojo? =P

vanessa daiana . dijo...

Nunca me puse a pensar tan asi, y la verdad que esta genial la definicion que le diste, aca tambien es muy variado el ambiente, pero muuuy, no te imaginas. Por otra parte, si no hubiera querido que sufra me hubiera dicho como antes.. (algo asi como que yo sabia como era el, que yo era muy buena y el me iva lastimar y bla...) pero me dijo 'hace tu vida' y un monton de cosas mas que me re lastimaron,osea media pila jajaja una cosa no mas rescate de todo lo que me dijo ese dia! Bue, igual no nos olvidamos ni seguimos adelante tan facilmente, el 13 de febrero es mi cumple:) Un saludo Ju ! te extrañaba en mi blog ya

Mar dijo...

Es eso. El ambiente lo creamos nosotros. Al fin y al cabo, es nuestra casa (:
Ah, no entendí con quién me confundiste. Igual, supongo que no la conozco. Jaja, beso.

Iris dijo...

Pienso igual que vos, jijí. Y como ejemplo podría dar mi casa... me mudé hace poco porque antes vivía en Italia, y al llegar resultó que teníamos que compartir la casa con mi tía y su hijo (dos desordenados terribles). Debido a eso, se arman constantes peleas y todavía no me siento cómoda, aunque en mi cuarto es una situación diferente porque lo ordeno constantemente y está 'decorado' como a mí me gusta. En cambio, la casa de mis abuelos es el lugar donde más me gusta estar, porque siempre estamos toda la gran familia que somos juntos y nos queremos y apoyamos entre nosotros, y siempre hay algún motivo para sonreír, para estar felices.
P.D: Sí, fuiste vos! Chico malo ¬¬ jajajajajaja

LIZA MARIEL dijo...

Muy linda entrada, muy verdad todo lo que dijiste.
Me hiciste acordar a la casa de mi amiga, a la casa de mis abuelos también... a mi casa propia jaja.

Es coomo que hay una diferencia, grande... e inevitablemente te contagiás, sí, incluso de lo feo T_T

Un besito :), que estes bien!

LIZA MARIEL dijo...

Ah, y tenés bonitos ojos... esas pestañas envidiables U_U jaja

Mau dijo...

Es verdad eso, en mi casa me pasa lo mismo, podes cortar el aire con un cuchillo. Aunque en mi habitacion es otra cosa, ahi siempre siento la tranquilidad y la buena onda...
Cosas de la vida, en otras casas me pasa lo mismo, que se yo, cosas de la vida.
Voy a pasar mas seguido señor, muy copado el blog

Paula y punto. dijo...

Una compañera del colegio, cuya mamá era maestra, tenía una casa que te daban ganas de hacer la tarea. Posta. La casa de mi abuela me da ganas de merendar. Y hay casas tan pulcras que te da la sensación de que no vive nadie.

Y sí, es el ambiente.

Julián dijo...

Perdón perdón perdón por atrasarme para responder :P

Ahora sí.

Vane: me agrada que te haya gustado mi definición!

Mar: es una laaaarga historia lo de la otra piba, y no la conoces, despreocupate.

Iris: Vivías en Italia? Genial! Hablarás fluido y tendrás muchas cosas que contar de ahí!

Generalmente, cuando se mezclan dos actitudes (principalmente respecto al orden y disposición de las cosas) se crea un ambiente tenso. Suele pasar acá, que yo tengo una disposición espacial vectorial (??) diferente a la que desearian mis viejos... entonces, enfrentamientos verbales donde cada uno expone sus razones en la discusión =P

PD: Así que al final era yo? si soy malo (?)

Liza: Bienvenida! Es que somos humanos, nuestro entorno nos contagia inevitablemente. Te gustó mi ojo? tengo otro más (?)

Mau: Bienvenid también! Viste? El ambiente forma parte del hogar. Ojalá te sigas pasando y te siga gustando. Era hora de que yo deje de ser el único hombre por estos lares! jajaja

Paula: Bienvenida, y la tercera será la vencida! A mi me pasaba lo mismo con la casa de un amigo, era un lugar zen jajaja, donde nos poniamos ultra concentrados a la hora del deber!

--

Ahora les chusmeo el blog a todos.

MIA dijo...

Holaaa!!.
Lei un comentario tuyo muy interesante en otro blog y vine a chusmearte..jajaja
Tenes mucha razon, el ambiente lo crea uno, y no solo en una casa, tambien, por ejemplo, en un salon de clases o en un club de deportes. Se forman ambientes donde haya relaciones humanas, que, retoricamente, son sus creadoras.

muy lindo tu blog!
te leo

besos

MIA dijo...

(Agrego)...recien, chusmeando, lei tu entrada anterior...y te digo una cosa, te re entiendo.
Yo cambie de carrera 2 veces y fue dificilisimo. Mas porque no queres decepcionar a nadie y menos a vos mismo. Y todos te dicen que no te hagas problema, que tenes tiempo...pero no es tan asi, porque uno se hace problema igual...aunque , para tu tranquilidad, si la nueva carrera es lo que realmente queres seguir, vas a ver que cuando ya tengas todo organizado y llegue el primer dia de clase te vas a sentir genial!!!

Suerte!

sherar dijo...

Es comparable a la relacion de una pareja, por fuera ambos pueden ser lindos, atractivos fisicamente (y quizas por dentro lo sean tambien), pero es el ambiente conformado entre ellos lo debe importar, ser lo esencial, la correlacion q exista va a determinar si se trata de un ambiente calido o insoportable.
Muy buen post!